Consulta tradicional. Ejecutorias.

Actualizado a Octubre de 2018
Completa Sin datos de localización
Favor de esperar que este habilitado el boton de copiado
copiar
Imprimir
Imprimir

Décima Época Semanario Judicial de la Federación 27625         1 de 1
Segunda Sala Publicación: viernes 23 de febrero de 2018 10:25 h
DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO. LOS DÍAS NO LABORADOS POR LA AUTORIDAD RESPONSABLE DEBEN DESCONTARSE DEL CÓMPUTO DEL PLAZO PREVISTO PARA SU PRESENTACIÓN CUANDO EL ACTO RECLAMADO DERIVE DE UN PROCEDIMIENTO JURISDICCIONAL O ADMINISTRATIVO LLEVADO EN FORMA DE JUICIO.

CONTRADICCIÓN DE TESIS 240/2017. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR LOS TRIBUNALES COLEGIADOS TERCERO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL CUARTO CIRCUITO, QUINTO EN MATERIA PENAL DEL PRIMER CIRCUITO Y SEGUNDO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL QUINTO CIRCUITO. 10 DE ENERO DE 2018. MAYORÍA DE CUATRO VOTOS DE LOS MINISTROS ALBERTO PÉREZ DAYÁN, JAVIER LAYNEZ POTISEK, JOSÉ FERNANDO FRANCO GONZÁLEZ SALAS Y EDUARDO MEDINA MORA I. DISIDENTE: MARGARITA BEATRIZ LUNA RAMOS. PONENTE: JOSÉ FERNANDO FRANCO GONZÁLEZ SALAS. SECRETARIOS: JONATHAN BASS HERRERA Y ROBERTO FRAGA JIMÉNEZ.

CONSIDERANDO:

PRIMERO.-Competencia. Esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer de esta denuncia de contradicción de tesis.(2)

SEGUNDO.-Legitimación. La denuncia de contradicción de tesis proviene de parte legítima.(3)

TERCERO.-Antecedentes y ejecutorias contendientes. A fin de estar en posibilidad de resolver esta denuncia de contradicción de criterios, es pertinente tener en cuenta los antecedentes y los aspectos más relevantes de las ejecutorias denunciadas como contradictorias.

I. Recurso de revisión 137/2014 del índice del Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito

José Ernesto Burgos Vázquez interpuso recurso de revisión en contra del auto dictado por el Juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal (ahora Ciudad de México) en el que, fuera de audiencia, sobreseyó en el juicio de amparo 462/2014-V-A, en términos de lo establecido en el artículo 63, fracción V, de la Ley de Amparo.

En cuanto a lo que aquí interesa, el Juez de Distrito determinó se actualizaba la causa de improcedencia prevista en la fracción XVI del artículo 61 de la Ley de Amparo, al estimar que el juicio de amparo no se promovió dentro de los plazos previstos en ley respecto del acto reclamado consistente en la resolución de cuatro de abril de dos mil catorce, dictada en el toca número UNIT-1704/2013 y su acumulado UNIT-143/2014, atribuido (sic) a la Séptima Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en la que se modificó la resolución de plazo constitucional y, en su lugar, se decretó auto de formal prisión al quejoso.

Al respecto, el Juez de Distrito estableció que el término de quince días para promover el juicio de amparo transcurrió del once de abril al ocho de mayo de dos mil catorce, luego entonces si la demanda de amparo fue presentada el doce de mayo del año en curso, resultaba indudable que dicha demanda era extemporánea.

En sesión de dos de octubre de dos mil catorce, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito revocó la resolución recurrida y ordenó reponer el procedimiento, para lo cual sostuvo -en la parte que interesa- lo siguiente:

"... Pues bien, por cuestión de método analizaremos en primer lugar, lo relativo al sobreseimiento decretado respecto de la resolución de cuatro de abril de la anualidad que transcurre, atribuida a la Sala responsable, el cual se estima incorrecto y dará lugar a ordenar la reposición del procedimiento.

"Cierto, este Tribunal Colegiado advierte, opuesto a lo sostenido por el Juez de Distrito, que en el caso particular no se surte la causal de improcedencia respecto de dicho acto reclamado, puesto que la demanda al menos por dicho acto, no fue presentada extemporáneamente.

"Veamos:

"Conforme a lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley de Amparo, el plazo para presentar la demanda de garantías contra actos dictados dentro del procedimiento -caso que se actualiza precisamente dada la naturaleza del acto que nos ocupa-, es de quince días, plazo que conforme al artículo 18 de la propia legislación, se computará a partir del día siguiente:

"a) A aquel en que surta efectos, conforme a la ley del acto, la notificación al quejoso del acto o resolución que reclame; o,

"b) A aquel en que haya tenido conocimiento, o se ostente sabedor del acto reclamado o de su ejecución.

"Ahora bien, la hipótesis que interesa, es la señalada en el inciso a), pues el Juez de Distrito para estimar que la demanda por el acto que ahora nos ocupa es extemporánea, tomó en consideración la notificación que de la misma se hizo al quejoso.

"Así, conforme al numeral 57 del Código de Procedimientos Penales para el Distrito Federal, que es la ley procesal que rige el acto, los plazos empezarán a correr desde el día siguiente al de la fecha de la notificación, pues dicho precepto dispone: (se transcribe)

"Asimismo, conforme al numeral 19 de la Ley de Amparo, son días hábiles para la promoción, sustanciación y resolución de los juicios de amparo todos los del año, con excepción de los sábados y domingos, uno de enero, cinco de febrero, veintiuno de marzo, uno y cinco de mayo, dieciséis de septiembre, doce de octubre, veinte de noviembre y veinticinco de diciembre, así como aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional ante el cual se tramite el juicio de amparo, o cuando no pueda funcionar por causa de fuerza mayor.

"Por otra parte, la entonces Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver la contradicción de tesis 9/89, entre las sustentadas por el otrora Segundo Tribunal Colegiado del Séptimo Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, estableció el criterio en el sentido de que no deben ser computables para promover el juicio constitucional de amparo, los días en que los tribunales ordinarios se encuentran cerrados al público por encontrarse en su periodo vacacional.

"Lo anterior, en razón de que el Máximo Tribunal del país sostuvo que las partes no tienen oportunidad de imponerse de los autos de los que emana el o los actos reclamados; en consecuencia, no pueden preparar el material para la elaboración de la demanda de garantías con los datos indispensables que para tal efecto se requiere; por ello, concluyó que no deben ser computables para promover un controvertido constitucional.

"La contradicción a que se ha hecho referencia, dio origen a la jurisprudencia 426 emitida por la otrora Tercera Sala del Máximo Tribunal del País, consultable en la página 453 del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-septiembre 2011, Tomo II, Octava Época, que literalmente dispone:

"‘AMPARO. PARA LA INTERPOSICIÓN DE LA DEMANDA NO DEBEN COMPUTARSE LOS DÍAS INHÁBILES POR VACACIONES DE LA AUTORIDAD.-De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 114, fracciones I a V, de la Ley de Amparo, el amparo indirecto deberá promoverse directamente ante el Juez de Distrito y los quince días a que se refiere el artículo 21 de la invocada ley para la promoción de la demanda de garantías, son hábiles, naturales y completos. Por su parte el periodo vacacional del que semestralmente disfrutan los tribunales civiles, administrativos o del trabajo, es un lapso en que éstos se encuentran cerrados al público y las partes no tienen oportunidad de imponerse de los autos de los que emana el acto reclamado; en consecuencia, no pueden preparar el material para la elaboración de la demanda de garantías con los datos indispensables para tal efecto, por ello no son computables para el término de la interposición de la petición de amparo. Por tanto, la sentencia del Juez de Distrito que considera extemporánea la demanda de garantías computando entre los días hábiles naturales y completos, alguno de los vacacionales, resulta incorrecta y de conformidad con el artículo 91, fracción III, de la Ley de Amparo, debe levantarse el sobreseimiento decretado y entrar al estudio de los conceptos de violación relativos.’

"Debe señalarse que aun cuando el anterior criterio se formó con sustento en la Ley de Amparo abrogada, lo cierto es que cobra aplicación a los controvertidos promovidos bajo la vigencia de la actual ley, pues el normativo 17 de la ley de la materia vigente, contempla sustancialmente las mismas prevenciones que el arábigo 21 de la anterior legislación; máxime que el artículo sexto transitorio de la norma vigente, dispone que la jurisprudencia integrada conforme a la ley anterior continuará en vigor en lo que no se oponga a la actual Ley de Amparo.

"Acotado lo anterior, es dable concluir que para efecto de computar el plazo para la promoción de la demanda de amparo, el Juez de Distrito debe considerar:

"1. La fecha en que el quejoso fue notificado del acto reclamado y así iniciar el cómputo al día siguiente (pues el día en que se notifica la resolución que constituye el acto, surte sus efectos);

"2. Los días que conforme al artículo 19 de la Ley de Amparo son inhábiles y aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional en que se tramita el juicio de amparo, o aquellos en que dicho órgano jurisdiccional no pueda funcionar por causa mayor, en cuyo caso, tales días quedarán excluidos del cómputo relativo; y,

"3. Los días no laborables para la autoridad responsable, pues los mismos no serán computables para la promoción del juicio de amparo.

"Ahora bien, en el caso se advierte que el Juez de Distrito para efecto de computar el plazo para la promoción del juicio de amparo, únicamente tomó en consideración los dos primeros puntos, puesto que inició el cómputo desde el día siguiente al en que fue notificado el quejoso del acto reclamado, lo que es correcto.

"Asimismo, excluyó del referido cómputo aquellos días declarados inhábiles por el artículo 19 de la Ley de Amparo, así como los días no laborables para el Juzgado de Distrito conforme a lo que dispone dicho numeral, aspecto que también es correcto.

"Sin embargo, no observó lo indicado en el punto 3, pues omitió considerar y, por ende, excluir del cómputo relativo, los días no laborables para la autoridad responsable.

"Cierto, conforme al Acuerdo Plenario 33-41-2013, publicado en el Boletín Judicial del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, el tres de octubre de dos mil trece, el Consejo de la Judicatura del Distrito Federal determinó, entre otros, como no laborables, los días, catorce, quince, dieciséis, diecisiete y dieciocho de abril de dos mil catorce, así como dos de mayo del mismo año, tal como se aprecia de la siguiente imagen: (se reproduce)

"En esas condiciones, al no haber considerado el Juez de Distrito los días no laborables para la autoridad responsable, lo condujo erróneamente a considerar que la demanda de amparo por cuanto hace al acto reclamado a la Séptima Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, es extemporánea, pues estimó que el plazo para su promoción corría del once de abril al ocho de mayo del año en curso, cuando en realidad el cómputo corría del once de abril al trece de mayo. ... ."

De la sentencia transcrita derivó la siguiente tesis aislada:

"DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO. PARA DETERMINAR LA OPORTUNIDAD DE SU PRESENTACIÓN, DEBEN EXCLUIRSE DEL CÓMPUTO A QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 17 DE LA LEY DE LA MATERIA, LOS DÍAS INHÁBILES, ASÍ COMO LOS NO LABORABLES PARA LA AUTORIDAD RESPONSABLE Y EL ÓRGANO JURISDICCIONAL EN QUE SE TRAMITA EL JUICIO DE AMPARO.-En la jurisprudencia 426 emitida por la otrora Tercera Sala del Máximo Tribunal del País, consultable en la página 453 del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-Septiembre 2011, Tomo II, de epígrafe: ‘AMPARO. PARA LA INTERPOSICIÓN DE LA DEMANDA NO DEBEN COMPUTARSE LOS DÍAS INHÁBILES POR VACACIONES DE LA AUTORIDAD.’, se estableció el criterio en el sentido de que no debe ser computable para promover el juicio constitucional de amparo, el periodo vacacional del que semestralmente disfrutan los tribunales civiles, administrativos o del trabajo, porque es un lapso en que éstos se encuentran cerrados al público y las partes no tienen oportunidad de imponerse de los autos de los que emana el acto reclamado y, por tanto, no pueden preparar el material para la elaboración de la demanda de garantías con los datos indispensables que para tal efecto se requiere; entonces, de las razones jurídicas contenidas en dicho criterio, aplicado por analogía, para efecto de computar el plazo para la promoción de la demanda de amparo indirecto, el Juez de Distrito debe considerar, en términos de los artículos 17, 18 y 19 de la Ley de Amparo: a) La fecha en que el quejoso fue notificado del acto reclamado y así iniciar el cómputo al día siguiente (pues en materia penal el día en que se notifica la resolución que constituye el acto, surte sus efectos); b) Los días que conforme al artículo 19 de la Ley de Amparo son inhábiles y aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional en que se tramita el juicio de amparo, o aquellos en que dicho órgano jurisdiccional no pueda funcionar por causa mayor, en cuyo caso, tales días quedarán excluidos del cómputo relativo; y, c) Los días no laborables para la autoridad responsable, sea por encontrarse de vacaciones o porque así se determinó en algún acuerdo administrativo; estimar lo contrario, haría nugatorio el derecho de acceso a la justicia previsto en el artículo 17 constitucional y coartaría la posibilidad de solicitar el amparo y protección de la Justicia Federal, en perjuicio del peticionario del amparo."(4)

II. Amparo en revisión 96/2016 del índice del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Quinto Circuito

El Instituto Mexicano del Seguro Social promovió demanda de amparo en contra de la resolución incidental de liquidación emitida por la Junta Especial Número Veintitrés de la Federal de Conciliación y Arbitraje, dentro del juicio laboral 764/2003. Conoció del asunto el Juez Segundo de Distrito en el Estado de Sonora, el cual admitió la demanda de amparo y celebró la audiencia constitucional respectiva. Posteriormente, se ordenó el envío de los autos a la Oficina de Correspondencia Común del Centro Auxiliar de la Decimoprimera Región, con sede en Coatzacoalcos, Veracruz, y el Juzgado Segundo de Distrito de dicho centro auxiliar dictó sentencia el veintiséis de febrero de dos mil dieciséis, en el sentido de sobreseer en el juicio de amparo, al considerar que la demanda de amparo se presentó de manera extemporánea.

En contra de tal determinación, la parte quejosa interpuso recurso de revisión, cuyo conocimiento correspondió al Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Quinto Circuito, quien lo resolvió en sesión de veintidós de agosto de dos mil dieciséis, en el sentido de revocar la sentencia recurrida y conceder el amparo al Instituto Mexicano del Seguro Social, para lo cual estableció, en la parte que interesa, lo que a continuación se transcribe:

"... En efecto, conforme a lo dispuesto por el artículo 17 de la Ley de Amparo en vigor, el término para presentar la demanda de amparo es, por regla general, de quince días; y de acuerdo con el artículo 18 de la propia legislación, dicho término se computa a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos, conforme a la ley ordinaria respectiva, la notificación al quejoso del acto o resolución que reclame; o a aquel en que haya tenido conocimiento o se ostente sabedor del acto reclamado o de su ejecución.

"Finalmente, el numeral 19 de la ley de que se trata establece que son días hábiles para la promoción, sustanciación y resolución de los juicios de amparo todos los del año, con excepción de los sábados y domingos, uno de enero, cinco de febrero, veintiuno de marzo, uno y cinco de mayo, dieciséis de septiembre, doce de octubre, veinte de noviembre y veinticinco de diciembre, así como aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional ante el cual se tramite el juicio de amparo, o cuando no pueda funcionar por causa de fuerza mayor.

"Ahora bien, la extinta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver la contradicción de tesis 9/89, interpretó, entre otros, el artículo 21 de la Ley de Amparo publicada en el Diario Oficial de la Federación el diez de enero de mil novecientos treinta y seis, y determinó que para el cómputo del término de quince días para la promoción del juicio de amparo indirecto, no deben tomarse en cuenta los días en que los tribunales ordinarios que tengan el carácter de autoridades responsables se encuentran cerrados al público por encontrarse en sus periodos vacacionales, en razón de que las partes no tienen oportunidad de imponerse de los autos de los que emana el o los actos reclamados, y en consecuencia, no pueden preparar el material para la elaboración de la demanda de amparo con los datos indispensables que para tal efecto se requiere.

"La jurisprudencia respectiva dio origen a la jurisprudencia 3a. 42, consultable en la página 279 del Semanario Judicial de la Federación, Tomo IV, Primera Parte, Julio-Diciembre de 1989, Octava Época, del tenor siguiente: ‘AMPARO. PARA LA INTERPOSICIÓN DE LA DEMANDA NO DEBEN COMPUTARSE LOS DÍAS INHÁBILES POR VACACIONES DE LA AUTORIDAD. ...’

"Cabe mencionar que si bien el criterio en mención se emitió con sustento en la Ley de Amparo abrogada, lo cierto es que cobra aplicación en los juicios promovidos una vez iniciada la vigencia de la ley actual, pues los artículos 17 y 18 de la nueva Ley de Amparo, contemplan sustancialmente las mismas prevenciones que el 21 de la anterior legislación; máxime que el artículo sexto transitorio de la norma vigente, dispone que la jurisprudencia integrada conforme a la ley anterior continuará en vigor en lo que no se oponga a la actual Ley de Amparo.

"Así, en aplicación analógica de la jurisprudencia de que se trata, este tribunal considera que también deben descartarse del término para presentar la demanda de amparo, los días inhábiles en que las responsables suspenden sus labores, aunque no se trate de su periodo vacacional, pues lógicamente, durante esos días los agraviados no tienen oportunidad de imponerse de los autos de los que emanen el o los actos reclamados y, por ende, preparar una defensa adecuada.

"No es obstáculo a lo anterior el hecho de que el artículo 19 de la legislación de amparo en vigor disponga que son inhábiles para la presentación de la demanda, además de los sábados y domingos, y los días expresamente señalados: ‘aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional ante el cual se tramite el juicio de amparo, o cuando no pueda funcionar por causa de fuerza mayor’.

"Es así, pues dicho precepto debe interpretarse de acuerdo con el principio pro persona establecido en el artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en forma integral con el resto de las previsiones relativas a la promoción del juicio constitucional. De tal manera, si el término genérico de quince días previsto por el artículo 17 de la Ley de Amparo tiene por objeto que el quejoso prepare oportuna y eficazmente su defensa, este derecho se vería restringido si no se excluyen del cómputo los días en que la responsable suspendió labores.

"Máxime que el artículo 26 de la ley abrogada, vigente en la época de emisión de la jurisprudencia en cita, también preveía un supuesto similar al destacado (‘Artículo 26. No se computarán dentro de los términos a que se refiere el artículo 24 de esta ley, los días hábiles en que se hubiesen suspendido las labores del juzgado o tribunal en que deban hacerse las promociones.’).

"Apoya lo hasta aquí expuesto la jurisprudencia emitida por la extinta Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consultable en la página 93, volumen (sic) 151-156, Quinta Parte, Séptima Época del Semanario Judicial de la Federación, registro digital: 242935, que dice: ‘AMPARO, TÉRMINO PARA LA INTERPOSICIÓN DEL. DÍAS INHÁBILES POR SUSPENSIÓN DE LABORES DE LA AUTORIDAD RESPONSABLE.-Los días en que la autoridad responsable deja de laborar, deben considerarse inhábiles y, por tanto, deben descontarse del término para la interposición de la demanda de amparo, toda vez que, de no hacerse así, se reduciría dicho término, en perjuicio del quejoso, quien debe disfrutarlo en toda su amplitud, no sólo en cuanto al factor tiempo que lo determina, sino en cuanto a las posibilidades de aprovechamiento del mismo, pues resulta que en el caso de suspensión de labores en el órgano que dictó la resolución contra la cual se va a solicitar el amparo, los interesados se ven imposibilitados para consultar los autos, consulta ésta necesaria para que pueda preparar debidamente su demanda de garantías.’

"Asimismo, se comparte la tesis aislada I.5o.P.5 K (10a.) del Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, y que este tribunal comparte, consultable en la página 2297, Libro 12, Tomo IV, noviembre de dos mil catorce, Décima Época, del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, que dice: ‘DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO. PARA DETERMINAR LA OPORTUNIDAD DE SU PRESENTACIÓN, DEBEN EXCLUIRSE DEL CÓMPUTO A QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 17 DE LA LEY DE LA MATERIA, LOS DÍAS INHÁBILES, ASÍ COMO LOS NO LABORABLES PARA LA AUTORIDAD RESPONSABLE Y EL ÓRGANO JURISDICCIONAL EN QUE SE TRAMITA EL JUICIO DE AMPARO. ...’

"...

"De este modo, basta la lectura de la resolución recurrida para advertir que si bien el juzgador excluyó del cómputo, correctamente, los días veintinueve y treinta de agosto, cinco, seis, doce, trece, quince y dieciséis de septiembre de dos mil quince, no lo hizo así por lo que hace al catorce de septiembre del propio año, sin que sea obstáculo que la quejosa no haya exhibido con la demanda copia del Boletín de que se trata, pues al tratarse de un medio oficial de difusión de acuerdos y criterios de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (acorde a lo dispuesto por el artículo 49, en relación con el 13, fracción IV, 18, fracción VIII y 35, fracción IX, del reglamento interior de dicha autoridad), podía ser tomado en cuenta como hecho notorio, de conformidad con el artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles.

"Apoya lo expuesto, en lo conducente, la jurisprudencia P./J. 16/94, del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, localizable en la página 14 de la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Número 78, junio de 1994, Octava Época, que dice: ‘PERIODO VACACIONAL DE LA AUTORIDAD JURISDICCIONAL RESPONSABLE. CONSTITUYE UN HECHO NOTORIO QUE PUEDE SER INVOCADO DE OFICIO POR EL JUZGADOR DE AMPARO. ...’

"Así, de acuerdo con lo hasta aquí expuesto, si la demanda se presentó precisamente el dieciocho de septiembre de dos mil quince, como se advierte en el sello de recepción estampado en la esquina superior izquierda de la primera foja del expediente de amparo indirecto, es claro que el juicio constitucional se promovió en tiempo, contrariamente a lo considerado por el a quo federal. ..."

De la resolución anterior surgió el criterio aislado que establece:

"AMPARO INDIRECTO. PARA DETERMINAR LA OPORTUNIDAD EN SU PROMOCIÓN, DEBEN EXCLUIRSE DEL CÓMPUTO, ADEMÁS DE LOS DÍAS A QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 19 DE LA LEY DE LA MATERIA, LOS NO LABORADOS POR LA AUTORIDAD RESPONSABLE (LEGISLACIÓN VIGENTE A PARTIR DEL 3 DE ABRIL DE 2013). La extinta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver la contradicción de tesis 9/89, de la que derivó la jurisprudencia 3a. 42, publicada en el Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo IV, Primera Parte, julio-diciembre de 1989, página 279, de rubro: ‘AMPARO. PARA LA INTERPOSICIÓN DE LA DEMANDA NO DEBEN COMPUTARSE LOS DÍAS INHÁBILES POR VACACIONES DE LA AUTORIDAD.’, determinó que los días comprendidos en los periodos vacacionales semestrales de los tribunales civiles, administrativos o del trabajo no son computables para el término de la presentación de la demanda de amparo indirecto, pues como en esos lapsos tales órganos se encuentran cerrados al público, las partes no tienen la oportunidad de consultar los autos y, por ende, preparar el material para la elaboración de la demanda. Dicho criterio es aplicable analógicamente en la promoción de juicios de amparo indirecto tramitados con fundamento en la Ley de Amparo vigente, a efecto de determinar la oportunidad en su promoción en los casos en que la autoridad responsable haya suspendido labores en días distintos a esos periodos, pues, de igual forma, en éstos el agraviado se encuentra imposibilitado para consultar el expediente del que emana el acto reclamado y, por ende, de preparar una defensa adecuada; sin que sea obstáculo el hecho de que el artículo 19 citado, disponga que son inhábiles para la presentación de la demanda, además de los sábados y domingos y los días expresamente señalados ‘aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional ante el cual se tramite el juicio de amparo, o cuando no pueda funcionar por causa de fuerza mayor’, pues este precepto debe interpretarse de acuerdo con el principio pro persona establecido en el artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en forma integral con el resto de las previsiones relativas a la promoción del juicio constitucional, de modo que si el término genérico de 15 días previsto por el artículo 17 de la ley de la materia tiene por objeto que el quejoso prepare oportuna y eficazmente su defensa, este derecho se vería restringido si no se excluyen del cómputo los días en que la responsable suspendió labores. Máxime que el artículo 26 de la Ley de Amparo abrogada, vigente en la época de emisión de la jurisprudencia citada, también preveía un supuesto similar al destacado."(5)

III. Recurso de queja 45/2017 del índice del Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Cuarto Circuito

Gasoductos del Noreste, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, promovió juicio de amparo indirecto en el que señaló como acto reclamado la resolución contenida en el oficio número RES/1564/2016, mediante la cual la Comisión Reguladora de Energía negó el ajuste extraordinario de tarifas máximas solicitado por la quejosa, titular del permiso de transporte de gas natural de acceso abierto G/3081TRA/2013, para el periodo comprendido de septiembre de dos mil quince a junio de dos mil dieciséis.

Por resolución de once de enero de dos mil diecisiete, el Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa en el Estado de Nuevo León, en el juicio de amparo 18/2017 de su índice, desechó la demanda de amparo por extemporánea. En contra de esa resolución, la parte quejosa interpuso recurso de queja del cual conoció el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Cuarto Circuito, y por resolución de veinte de abril de dos mil diecisiete, se determinó declarar infundado el recurso bajo las consideraciones que a continuación se transcriben:

"... Por su parte, el hoy disconforme alega que el Juez Federal arriba a esa determinación, dejando de acatar la jurisprudencia obligatoria e ineludible establecida al respecto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que hizo valer en el capítulo denominado ‘oportunidad y procedencia de la demanda de amparo’ y, que por ende, omitió considerar inhábiles y descontar del término para promover la demanda de amparo, los días 22 de diciembre de 2016 al día 6 de enero de 2017, en que la autoridad responsable Comisión Reguladora de Energía suspendió labores con motivo del periodo vacacional que gozó durante esos días.

"Como se adelantó, tales argumentos resultan ineficaces para revocar el auto recurrido, pues tratándose del juicio de amparo indirecto en el que se reclame un acto de una autoridad distinta de los tribunales judiciales, administrativos o del trabajo; no deben tomarse como días inhábiles aquellos en los que la autoridad señalada como responsable hubiere suspendido labores.

"Ahora, a efecto de dar respuesta al agravio formulado por la recurrente, es importante tener en cuenta lo que disponen los artículos 17, 18 y 19 de la Ley de Amparo, que enseguida se transcriben: ...

"Como se advierte de los numerales transcritos, la regla general temporal para la promoción de los juicios de amparo se contiene en el artículo 17, estableciéndose el plazo de quince días hábiles contados a partir del día siguiente al en que haya surtido efectos la notificación al quejoso de la resolución o acuerdo que reclame conforme a la ley del acto, o bien, a partir de aquel en que haya tenido conocimiento o se ostente sabedor del acto reclamado o de su ejecución, de los cuales, conforme a las reglas establecidas por el propio legislador, deben incluirse sólo días hábiles.

"Ciertamente, según se sostiene en el numeral 18 de la ley de la materia, los plazos a que se refiere el artículo anterior (17 -plazos para presentar la demanda-) se computarán a partir del día siguiente a aquel en que surta efectos, conforme a la ley del acto, la notificación al quejoso del acto o resolución que reclame.

"Además, si bien el plazo para la interposición de la demanda de amparo es de quince días contados a partir del siguiente al en que surta efectos su notificación, y el juzgador tiene la obligación de verificar que la parte quejosa interponga su reclamo dentro de ese término, al tratarse de un requisito de procedencia, cuyo estudio es obligatorio y preferente; lo cierto es que también se encuentra obligado a descontar de dicho término los días que de conformidad con la Ley de Amparo han sido señalados como inhábiles.

"De esa manera, según se observa en el artículo 19 de la Ley de Amparo (el cual comprende los días inhábiles previstos por el artículo 163 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación), no podrán contarse dentro del cómputo de quince días para la interposición de la demanda de amparo, los días sábados y domingos, así como el primero de enero, cinco de febrero, veintiuno de marzo, uno y cinco de mayo, dieciséis de septiembre, doce de octubre, veinte de noviembre y veinticinco de diciembre, así como aquellos en que se suspendan las labores en el órgano jurisdiccional ante el cual se tramite el juicio de amparo, o cuando no pueda funcionar por causa de fuerza
Completo Sin datos de localización
Cargando
Descripción